Vuelve Kidd Keo, vuelve el trap apto para machos

 

Por Yaye Amorin.

El 11 de marzo Kidd Keo se presenta en Groove junto con Blunted Vato y Ecko, como artistas invitados.
El músico alicantino, estrella del trap en el mundo, habló con ATE sobre su infancia, su historia, y la actualidad del género en Latinoamérica, aunque prefirió tratarnos de «pesaos» y nos sugirió «ser diferentes» ante la pregunta sobre la misoginia en alguna de sus letras.
En un mundo al que ya no le quedan más alternativas que abrirle las puertas a los nuevos paradigmas musicales, sociales y comerciales, Kidd Keo logra imponer sus canciones, cautivar a una gran cantidad de jóvenes argentinxs y ser nominado como mejor artista por el álbum ‘Old times in Gotham’ y mejor canción del año por ‘Foreign’ en la edición 2017 de los Premios a la Música Independiente en España, cuya ceremonia será el 14 de marzo en Madrid.

ATE: ¿Cómo llegó el trap a tu vida?
KK:
Bueno, mi mamá y yo siempre hemos sido personas un poco “diferentes”. Mi mamá es artista como yo y me enseñó a desarrollarme como quisiese, en vez de bajo lo seguro, como hubiese hecho otra madre (estudiar, trabajar, buscar algo estable). 

Desde bien pequeño escuché todo tipo de música la cual me gustase, empecé escuchando rock por mi mamá y mi padrastro, y poco a poco me fui metiendo en el mundo del rap, aparte no disponíamos de mucho dinero y pasé tiempo en la calle, viajando, probando, cambiando etc, lo cual hizo que descubriese cosas sin juzgarlas ni tenerles miedo, como podía ser una forma de pensar, unos gustos o hobbies, y una forma de sentirme realizado.
Nunca he sido una persona muy sociable, era un poco el diferente, el patito feo, y ese sentimiento de ser diferente encajaba perfecto con las bases de la música trap, puesto que habla de todo lo ‘no moral, lo ‘no aceptado por ser diferente’ y mi rabia interna producida por toda esa gente que no me gusta. Encontré ahí mi forma de «cagarme” en todos por no respetarme, y además conseguir un día ese reconocimiento que siempre se me quitaba por pensar en otras cosas, ser diferente o “imaginar” demasiado.

ATE: Tuviste una infancia bastante nómada y comenzaste a componer siendo muy joven, a la par que diseñabas ropa ¿qué recuerdos tenés de la realización de esas primeras canciones?
KK:
Los primeros temas los compuse con mis colegas del instituto en las horas de clase que no nos llamaban la atención (TODAS)

En aquella época quería verme como la gente que idolatraba y veía fuerte y destacante, además de poder reírme y vacilar de todo lo q normalmente se despreciaba (MY TRAPLIFE). Recuerdo uno de los primeros versos que escribí fue en el baño de casa de mi abuela, jajaja

ATE: En las letras mezclás español e inglés como si fueran un mismo idioma, ya es característico de tu música ¿es algo que te fluye naturalmente cuando componés?
KK:
Al día de hoy sí fluye naturalmente, incluso depende del día o el tema me lo escribo todo en inglés o todo en español, en su momento fue una decisión que tome después de grabarme mi primer tema, que era todo en español, y descubrir que no me gustaba nada, ni me veía a mí mismo. Yo siempre había oído la música, y más de este género en Inglés, pero me encontraba en un país que no hablaba ese idioma, por lo que intenté adecuarme a él, pero no funcionó, y es entonces cuando poco a poco y con práctica fui adecuando ese mundo a mí. Recuerdo el primer tema en el que añadí algo de español fue ‘Superman OG’ y mi amigo Nelson (Yung Sarria) me dijo que tenía que lograr que mi español rapeado sonase como mi inglés, y creo que le debo media carrera musical a ese momento 

ATE: ¿Fue más complicado imponerse en España cantando en inglés?
KK:
Bueno la verdad es que mi éxito llegó por desearlo mucho e intentarlo de todas formas, pero fue un suceso desconocido para mi, de hecho antes de lanzar ‘Relax’, que fue el tema que me dio el primer impulso, todos los movimientos y estrategias que hacía eran enfocados a Estados Unidos, nunca pensé que pudiera reventar tanto en un país como España pero bueno, España es diferente

ATE: ¿Cuál fue el momento clave de tu carrera en el que te diste cuenta que te estabas convirtiendo en un éxito internacional?
KK:
Internacionalmente, yo creo que con ‘Okay’ abrí un mercado en latino América, sin embargo cuando más lo he visto ha sido después de ‘Colors’.

ATE: Viniste por primera vez a la Argentina hace menos de un año y ya estás volviendo, a punto de presentarte en sala enorme como Groove. Además, en Spotify, Buenos Aires es la segunda ciudad que más te escucha ¿Te imaginabas este éxito en Sudamérica?
KK:
¡LA VERDAD ES QUE NO! Pero les estoy muy agradecido y si, desde bien pronto argentina ha sido un país que me ha dado mucho amor y que aprecio mucho porque me apoyan como si fuese argentino, igual o más que algunos artistas de su propio país, y lo valoro mucho.

ATE: En Argentina están emergiendo músicos del trap y también resurgiendo otros géneros urbanos, como el rap, pero en versiones actualizadas y bien locales, como el rap villero ¿los conocés? ¿te gustaría hacer alguna colaboración/participación con alguno de ellos?
KK:
No conozco muchos grupos ni artistas en general, y no hago colaboraciones con casi nadie. No presto atención a mi competencia, pero si tengo un par de amigos por aquí con los que hago música como Blunted Vato.

ATE: En Latinoamérica, a la vez que gran cantidad de músicos que vienen de un género tan machista como el reggaeton están volcándose al trap, hay muchas artistas mujeres que, combinando el trap con géneros tropicales y dándole una vuelta de tuerca femenina, comenzaron a redefinir el sonido y a pisar fuerte (en Argentina lo arengamos al grito de «¡Vamos las pibas!»), como Cazzu, Rebeca, Karol G, Farina, Melymel. ¿Qué opinión tenés al respecto?
KK:
No conozco a ninguna de esas cantantes pero todo el mundo tiene derecho a dar su punto de vista sobre un género musical o hacerlo a su forma.

El género trap habla de forma explícita de la calle, el dinero y las drogas, y creo que las mujeres viven la calle igual o peor que los hombres, así que no le veo problema, independientemente de quién seas y de dónde vengas eres libre de expresarte como quieras.

ATE: En varias de tus letras y videoclips -por ejemplo, el de ‘Lollypop’ (dirigido por vos)- exponés a la mujer como un mero objeto de tu complacimiento sexual a la vez que te referís a ella como «puta», «bitch» y otros términos denigrantes, ¿en tu vida cotidiana qué lugar le das a las mujeres?
KK:
Me crío mi madre y mi abuela, las cuales son las personas más importantes de mi vida, los pilares de mi educación se sostienen por mujeres. (Sois muuuy pesaos, ya podríais ser un poco diferentes)

ATE: En Argentina, como en otros países, te siguen muchos jóvenes ¿considerás que cantar para ellos conlleva algún tipo de responsabilidad?
KK:
La misma que los que hacen los programas de televisión basura que abundan en vuestros canales, o la misma que todas las series de televisión y películas.

ATE: ¿A qué público que aún no conquistaste te gustaría llegar?
KK:
Al que aún no me haya oído 

ATE: ¿Con qué show nos vamos a encontrar el 11 de marzo en Groove? ¿Que podés adelantarnos?
KK:
TRAP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: