Saosin en Uniclub: El grito más fuerte

Por Nata Molina | Fotos por Majo Saullo

Por primera vez, la banda californiana Saosin aterrizó en tierras sudamericanas (a excepción de Chile), y la noche del pasado martes fue el turno de Buenos Aires, para presentar su último disco ‘Along the Shadow’ al igual que hits de toda su carrera.

El lugar de encuentro fue Uniclub, en el barrio porteño de Abasto, donde desde las seis de la tarde 4 bandas locales se encargaron de entretener a la muchedumbre: Postales, In YourHands, Fuiste Mi Héroe y Rodia.

EL ACÚSTICO DE ‘ANTONIO’

Alrededor de las nueve y media, llegó el turno de un miembro muy querido, sino es el favorito, de los fans de Saosin: su cantante, Anthony Green, tomó asiento en el centro del escenario y con su guitarra acústica nos mostró su faceta más dulce y melódica. ‘Love’, ‘Vera Lynn’, y ‘Diamond Eyes’ (un cover de Deftones) fueron suficientes para hacer llegar el amor del público argentino a Antonio, como lo llamamos acá. “I love how you say my name” confesaría él más tarde.

I can feel yourlove, very strong” responde Anthony, entre risas ante todos los ‘I loveyou’ que se hacen oír en el público. Para cerrar, a pedido de tres muchachos de adelante, tocó ‘Meet Me in Montauk’, tema de su otra banda Circa Survive e inspirado en la frase de la película de culto Eterno Resplandor de una Mente Sin recuerdos.

XIǍO XĪN

Dicho amor continuó cuando luego de unos minutos Green volvió al escenario, pero esta vez con la banda completa: durante el primer tema ‘Lost Symphonies’, terminaron junto con el guitarrista Beau Burchell en el medio de un terrible pogo.

Formada en 2003 y con 3 discos en su haber, Saosines fiel al estilo post-hardcore con la aplastante batería de Alex Rodriguez y los screamo de Green, que recuerdan a Linkin Park, cuyo ‘Proyekt Revolution’ fue parte la banda en 2007.

Thank you for dancing and singing withus. Don’t stop” pide Anthony, quien no necesita una gota de alcohol para verlo tan carismático: aprovechó la ocasión para celebrar que hace 5 años se mantiene sobrio, ‘responsable en el escenario’. Y vaya responsabilidad tenía, que subió (y luego lanzó) a más de uno del escenario, porque todos querían probar la experiencia del crowd-surfing.

Todas estas expresiones llegaron al climáx en ‘Seven Years’, la última canción de la noche, donde rondas, latas de cervezas voladoras y gente saltando se entrecruzaban unas con otras. Y mientras todavía tomábamos aire, se cerró el telón.

https://www.facebook.com/pg/tambienestamos/photos/?tab=album&album_id=781585945537240&__xts__%5B0%5D=68.ARAZTdgVmhAk_-7j5xjTF3zf7uWhcLHaCvCwq7ieZFX-NBJOfkktmz7K_PmcqXMRUL_CPafmI_IszuTj2J9we_LPd7NcSc3lrBT6q6icdCXLH_chhlZ0qF0MYPlmrLfUZYrtL6iw7FxufD9Yxspyzo2lWo1RzUhfqmGFscjC0NPPETs_YgY2k4Q4PJrAO6Jhx1a7sGVMeDgiuglfqjLnD1i28BtC14aXQHafCPca9EJM7vE_lf-pzsUNuen_iW86FAjySg8GC0yozY7p76LGBac-Ktih9pgIjo6dMu9AC3y_0Zt8llyqewMfauOewaVq2NyC-5PkUiJTyKgAK2OuRhV7uBZ4_Uop2pKRpMp_0ooSiTJqJyL6pbRDWPnArAwkQLixlBJwDL5yP2IxQCjnZ-uXAq8FL79Bf9WhK1snFrVWga42wNdkeO8KEAUAfHGCH9IeZrlx2gn7YRp9CpkXcLwdtbe-2aKEChVuGUsIDPJLYA288OQunqsOjSCOQSmiaSR4NBuHTLfPdcGSafF7ow3m40_JSkXfQ_o8nJ0&__tn__=-UC-R

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: