Rock In Río 1985: ¡Ciudad maravillosa para rockear!


Por Pablo Storni 

“En aquella época era muy difícil convencer a los artistas para que vinieran a Río De Janeiro porque era la primera vez en América del Sur que se organizaba un evento de tal magnitud. Era todo un reto, pero por suerte todo salió bien.”

Roberto Medina, creador de Rock In Rio.

Río de Janeiro, enero de 1985. El país se estaba librando de una sensación de tristeza que parecía no tener fin, luego de 21 años de dictadura militar, y se encaminaba a una transición a la democracia. Un joven publicista llamado Roberto Medina fue el impulsor de una idea por entonces novedosa, que cambió para siempre el mapa de los grandes eventos musicales alrededor del mundo.

Con mucho esfuerzo, y con el apoyo de varias empresas, Medina empezó a darle forma a su sueño e instaló al oeste de la ciudad carioca, más precisamente en el barrio de Jacarepaguá, el predio bautizado como ‘Cidade do Rock’, un espacio de 250 mil metros cuadrados con modernos sistemas de iluminación y sonido para disfrutar del espectáculo desde cualquier ubicación y lo suficientemente preparados para ser utilizados intensamente durante diez días consecutivos.

El viernes 11 de enero se inauguró el festival, y Queen fue la presencia más destacada de esa primera jornada. El cuarteto liderado por Freddie Mercury se presentó por segunda vez en menos de cuatro años en tierras brasileñas (también tocaron allí al viernes siguiente), en esta ocasión como tramo final de la gira de ‘The Works’, y el amor por las canciones del cuarteto inglés se hizo sentir en cada rincón, algo que su carismático vocalista agradeció visiblemente emocionado.


¿Qué otras bandas y artistas encendieron el fuego de este primer Rock In Río? AC/DC, que por entonces ya tenía consolidado como cantante a Brian Johnson, fue el espectáculo principal del martes 15 y del sábado 19; Iron Maiden, que por primera vez estaba de gira por la región y presentaba ‘Power slave’ también fue parte del día 1; los recientemente reagrupados Yes también participaron de esta celebración el jueves 17 y el domingo 20 y Rod Stewart desplegó su amplio repertorio de hits radiales el domingo 13 y el miércoles 16. Otras visitas destacadas fueron las de Scorpions, Whitesnake, Nina Hagen y Ozzy Osbourne, por solo dar algunos ejemplos que resaltan además lo variado que fue el menú de propuestas para disfrutar en vivo y en directo.



También hubo importantes presencias locales, como las de Gilberto Gil y unos jóvenes Os Paralamas do sucesso, que a partir de ese momento comenzaron una fuerte proyección a nivel nacional y en toda Latinoamérica.


El Rock In Río se siguió organizando, aunque en distintos lapsos de tiempo y en diferentes sedes (la segunda edición fue en 1991, en el Estadio Maracaná, y volvió a realizarse diez años después), trasladándose incluso fuera de Río de Janeiro y de Brasil (Lisboa fue el lugar elegido para su cuarta versión, también pasó por Madrid y Las Vegas), para regresar a su ciudad de origen en 2011 y repetir la experiencia en 2013, 2015 y 2017.

Este año el festival también se desarrollará en Río de Janeiro, del 27 al 29 de septiembre y del 3 al 6 de octubre y ya se ha confirmado la presencia, entre otras, de Muse, P!nk, Iron Maiden y Scorpions.


El Rock In Río fue el punto de partida necesario para que un gran listado de grupos y artistas populares a nivel mundial incluyeran a Sudamérica en su agenda y así pudieran disfrutar del inmenso calor del público.

Un comentario sobre “Rock In Río 1985: ¡Ciudad maravillosa para rockear!

  • el 11 enero, 2019 a las 1:46 pm
    Permalink

    Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, recuerdo!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: