Esteban ‘El As’: “Las villas derrochan arte”

A pocos días de que el rap salga de los barrios bajos y cope La Trastienda, Esteban ‘El As’ habló en exclusiva con #ATE. ¿Cómo un chico de Fuerte Apache se convierte en escritor, beatmaker, compositor y productor musical exitoso que trasciende las barreras simbólicas que lo separan de un mundo con más facilidades y posibilidades? El creador del rap villero analiza el género y el sistema en el que estamos inmersos, confiesa siempre haber sido rockero y también ser admirador de Aristimuño. Entre mucho trabajo y sueños que seguramente serán cumplidos, El As adelanta detalles sobre una de las fechas más importantes de su carrera.
ATE: ¿Cómo empezaste a vincularte con el rap, y cuáles fueron tus principales influencias? EA: El primer recuerdo que tengo sobre el rap es Jazzy Mel. Pero después de muchos años me reencontré casi por casualidad, escribiendo lo que yo creí que eran poesías y resultaron ser canciones. Por medio de un amigo me llegó un cassete tdk de los viejos, con temas de 2pac, House of Pain, NWA, etc. Y de ahí en adelante ya no se fue mas de mi vida. A la hora de componer lo hago con guitarra porque siempre toqué y es algo natural para mí, la música siempre estuvo presente en mi vida por el folklore (soy de familia santiagueña) y por el rock, siempre fui rockero. Pero las letras me salen en forma de rap, las escribo así. Supongo que me da más lugar al desarrollo, y por mi manera directa de decir las cosas. Jamás me gustaron mucho las metáforas. Mis principales influencias en el rap son 2pac y Snoop Dogg. Después hay muchísimos artistas (todos norteamericanos y negros) que me parecen increíbles artísticamente, pero mi gusto personal siempre fue el rap de la costa oeste.

ATE:
  ¿Por qué te denominan “el creador del rap de la villa”?
EA: Me dicen así porque fui el primero en utilizar el vocabulario de las villas. El rap ya había llegado acá y ya había bandas, pero no hablaban como en las villas. Todos hablaban como los españoles y yo pensaba “¿por qué hablan así, si acá no hablamos así?”,  entonces decidí darle una identidad al rap argentino. Hoy escuchás a cualquier rapero argentino y todos hablan con vocabulario argento, y eso significa que logré lo que quería.

ATE:
¿Y qué lugar o diferencia tiene el ‘rap de la villa’ con respecto al rap ‘tradicional’?
EA: Yo no creo que sea un subgénero. Para mí es la verdadera música rap, la más pura en su expresión. Acá en Argentina hay una división muy marcada en la música rap, y es la que impusieron los raperos de ‘la cultura hip hop’. Para los raperos de ‘la cultura’, los raperos de la villa no somos raperos porque según ellos no representamos a la cultura hip hop. Lo que no saben o no entienden es que tenemos nuestra propia cultura, la marginal, y adaptamos la música rap a nuestra propia cultura, como pasó con el rap en todo el mundo. Yo como vi que ‘los cultura’ se la pasaban discriminando a mi gente elegí hacer otro camino aparte. Para mí es el rap nacional, todo uno.

ATE:
¿La experiencia de vida en un barrio marginado te ayuda a la hora de componer rap?
EA: Creo que cualquiera puede componer rap y bueno, no importa donde se crió. Lo que sí creo también es que criarte en un barrio marginado te da, a lo mejor, un punto de vista más realista, más crudo y menos banal que el que puede tener una persona cuyo mayor problema en la adolescencia fue no poder comprarse el último iPhone. Pero no creo que eso se refiera sólo al rap,  sino a componer cualquier ritmo de música, porque vivir situaciones más crudas te hacer tener un pensamiento más realista sobre las cosas. El contacto diario con la muerte te hace entender un poco mejor la vida, creo.

ATE:
  En tus letras hablás del mundo en el que vivís, describís Fuerte Apache y muchos barrios que padecen las mismas desigualdades. En una canción lo definís como “el mundo del revés”, y no precisamente por tener algún parecido con el que describía María Elena Walsh- Desde que empezaste a escribir hasta ahora ¿notas que la vida en los barrios bajos mejoró, o es peor?
EA: Creo que la mentalidad en los barrios sigue igual. Hubo una leve mejora, quizás económica, pero la mentalidad sigue igual. Los pibes de la villa siguen sintiéndose oprimidos por un sistema que lo mejor que puede ofrecerles es ser un empleado de limpieza, atender un McDonald’s, o ser obrero (que no es ninguna deshonra, es más, es algo muy respetable). Pero ¿por qué los pibes de las villas tienen sólo esa opción para ser considerados buena gente, o la de tratar de llegar a un club de primera para ‘salvarse’, y los pibes de Belgrano o Barrio Norte tienen la opción de ser empresarios, políticos o ‘gente de negocios’? ¿Por qué los ‘dueños y patrones’ son siempre los mismos y los empleados son siempre los de la clase más baja? Ojalá algún día todo eso cambie.

ATE:
En 2012 fundaste la productora independiente EAP, basada en la autogestión y en valores cooperativos, con la que te dedicás a producir nuevos talentos del rap en las villas y barrios bajos. ¿Es la juventud de las villas y los barrios bajos la cuna del rap en Argentina?
EA: Lo creo, lo afirmo y lo vivo. Crecí en medio de arte. Las villas derrochan arte. Hay millones de pibes que cantan bien, rapean, tocan instrumentos, muchos pintan o dibujan, otros bailan o hacen deportes. Todo lo que tenga que ver con la expresión está muy a la vista en las villas y los barrios bajos.

ATE:
  ¿Hay disputa o pica entre la cumbia villera y el rap villero?
EA: No, es más a los raperos de la villa nos gusta la cumbia y a los cumbieros, el rap. Si hay o hubo alguna pica o disputa, debe ser más bien de carácter personal entre algunos artistas puntuales de ambos géneros.

ATE:
  La Trastienda es una de las salas más importantes de CABA, y no forma parte del circuito del rap ¿Cómo te sentís respecto al show? ¿Qué podés adelantarles a los seguidores? EA: Estoy muy ansioso. Sabemos que aunque quizás suene algo exagerado, para nosotros los raperos de la villa es un acontecimiento casi histórico. Es por primera vez llegar a una sala importante, de renombre, algo así como la entrada al lugar que siempre creímos merecer. Vamos a dar nuestro mejor show, cada uno con su banda en vivo, más todos los artistas de EAP sobre el escenario. Fili va a presentar su disco nuevo (que para mí es el mejor hasta la actualidad) y yo voy a tocar todos los temas que la gente ya conoce y algunos que piden y todavía no hice en vivo. Y sorpresas, siempre tenemos sorpresas… jajaja

ATE:
¿Estás trabajando en el sucesor del disco ‘El As’?
EA: Tengo varias maquetas empezadas. Pienso sacar un disco de estudio, pero recién el año que viene. No estoy apurado, los que me conocen saben que a mi me gusta mejorar y subir el nivel  artístico en cada nueva producción, tanto en letras como en la música, por eso me tomo mi tiempo. No me gusta hacer más de lo mismo. Lo que sí puedo adelantar, es que musicalmente estoy cada vez más loco! Jajaja

ATE:
Protagonizaste la película ‘Diagnóstico Esperanza’, de Camilo Blajaquis, en 2013, y coprotagonizaste ‘Qué puede un cuerpo?’ en 2014 ¿Cómo llegaste a la actuación?
EA: Siempre me interesó la actuación. De hecho es algo que disfruto mucho, aunque creo que todavía no llegué a hacerlo tan bien como podría, no sé, me vivo encontrando errores, soy muy autocrítico. Empecé porque César González (César González es el nombre real del escritor y director de cine argentino cuyo conocido con el pseudónimo Camilo Blajaquis), el director de las películas, es mi hermano del alma, mi compadre. Él me propuso que actuara porque creía que yo podía, y me animé. Lo disfruté muchísimo, y es un orgullo para mí haber participado de dos largometrajes tan representativos de nuestra cultura marginal.

ATE:
¿Hay algún proyecto actoral en el corto plazo?
EA: Por ahora no pensé en seguir actuando, porque la verdad es que me enfoqué más en mi rol de productor musical y artista de rap. Pero César sabe que cuando me chifle ahí estaré.

ATE:
¿Qué te produce tener tantos seguidores y que tus videos tengan millones de reproducciones?
EA: La verdad, trato de no pensar en eso. Juro y mis compañeros pueden dar fe que ni siquiera estoy al tanto de las reproducciones. Lo que sí tengo es un contacto directo con los fans que van siempre a los shows, que para mí ya son como parte de mi familia, los trato casi como amigos. Es increíble para mí el amor que me dan, sólo por escribir y cantarles un par de canciones. No me hago cargo de ser famoso ni de ser responsable de lo que la gente haga con su vida, pero si mis canciones les hacen bien y eso los ayuda, con eso está todo completo para mi. Y también trato de responder los mensajes que me dejan en las redes, aunque es muy difícil responder a todos cuando tenés como 100 mensajes por día. Yo me di cuenta de la repercusión más que nada porque cuando ando por la calle me empezaron a pedir más fotos, autógrafos, y eso. A mí que me gusta el subte y el tren, cuando empecé a sacarme más de 5 fotos por cada viaje que hacía, dije “apa, parece que mi música gusta de verdad”.

ATE:
¿Cómo ves al rap nacional en el mundo?
EA: Y, por algo todavía a nivel internacional no hay ningún artista de rap argentino reconocido en el mainstream. Creo que hay artistas (muy pocos) que tienen nivel para representar al rap nacional en el mainstream. Pero también creo que todavía acá no está claro el concepto, todavía hay muchos que hacen ‘rap para youtube’ y no se toman el trabajo de componer música original para sus canciones, ni grabarlas bien, etc. Pero es sólo cuestión de tiempo, ya va a evolucionar, mientras tanto nosotros la vamos a pelear hasta donde de.

ATE:
¿Con qué artistas del rap internacional o músicos de otros géneros te gustaría compartir escenario o grabar algo juntos?
EA: Uf, hay tantos artistas que admiro. Mi ‘sueño del pibe’ sería compartir un escenario o estudio con Snoop. Pero también podría nombrarte a Kendrick Lamar, a The Game y a Drake, a quien escucho desde sus comienzos. Después en lo nacional admiro muchísimo a Lisandro Aristimuño, a Mollo, al Indio, La Renga, Calamaro, Fito, uf… ¡hay muchísimos!. Realmente admiro a muchísimos artistas argentinos de todos los estilos. Y como productores me encantaría trabajar un disco con Rafa Arcaute.

ATE: A nivel artístico ¿con qué soñás hoy?

EA: Con que EAP haga su propio Luna Park.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: