Bandalos Chinos en Niceto: Año Nuevo Chino


Por Facundo Bonini | Fotos por Sofi Rotella

La banda cerró su año con un recital sólido y contundente jugando de local en su “casa”.

Los Bandalos Chinos cerraron su 2018 este miércoles en Niceto con un concierto en el que despidieron un año de mucho crecimiento dentro y fuera del país. Desde las redes del grupo se prometía “abrir las puertas desde temprano porque hay mucho que festejar” y así fue. Minutos después de las 8 de la noche, el público comenzó a formar fila y no tardó en dar vuelta la esquina y pararse sobre Humboldt. A medida que pasaban los minutos el local se fue llenando cada vez más e incluso hasta momentos antes del concierto seguía ingresando hasta dejarlo colmado.
Para ir amenizando la espera, los acordes de la guitarra de Moah abrieron la noche, que con temas relajados y pegadizos se ganó los aplausos de parte de los presentes. El plato fuerte llegaría minutos más tarde. Eran más de las 10 de la noche cuando la banda salió a la cancha con muchos aplausos. Desde el carisma y los bailes frenéticos de Goyo Degano más la solidez de la banda, se construye un espectáculo con “toques de soda y los abuelos”, como decía la pareja que estaba al lado mío a sus amigos, pero en el que se nota también un estiloconsolidado y propio, basado en  los riffs de Iñaki Colombo; la fuerza de Matías Verduga en los parches;  la compañía rítmica y vocal de Tomás Verduga; el pulso funky de “El Lobo” Rodríguez y los viajes musicales de los sintetizadores de Salvador Colombo.
La experiencia BACH puede resumirse como un viaje sónico que remite a sol, playa, relax, cierta música de los food trucks que están de moda y sobre todo, tomar una cerveza en una reposera frente al mar. Una experiencia que en vivo suma a Adán Jodorowsky y Andy Román sin perder armonía y con invitados como Facundo Castaño y Male Verduga que lo enriquecen y mejoran, como ocurrió en ‘Tema de Susana’ y ‘El concierto’.  Dentro de la variedad de climas que tuvo el recital, podemos destacar el medley de ‘Un día’ y ‘El Verano’,  el clima bolichero de ‘Tu órbita’ y lo que transmiten los clásicos ‘Vámonos de viaje’ y ‘Nunca estuve acá’, con un resultado óptimo, mostrando una paleta musical y vocal que confirma la solidez del grupo. Con un simple “Nos vemos el año que viene”, Degano cerró el recital con ‘Dije tu nombre’ y culminó un año de mucho crecimiento.

Click acá para visualizar la galería completa

[Imágenes sujetas a la Ley de propiedad intelectual N° 11.723. Pueden usarse y compartirse sin cortar, editar, borrar, eliminar, y/o tapar la firma de la fotógrafa. No pueden reproducirse con fines comerciales.]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: