A 9 años del último Ritual de Los Piojos, un tatuaje azul que se lleva en el alma

 

Por Pablo Storni

Luego de veinte años de carrera y en el momento de mayor popularidad, Los Piojos se tomaban una pausa que todavía no sabemos cuándo terminará. Lo cierto es que el 30 de mayo de 2009 tocaron juntos por última vez en el Estadio de River Plate ante más de 60 mil personas, que sumadas a muchos miles más aún sueñan con vivir un nuevo ritual.

Carta de Los Piojos a los piojosos
Queridos Piojosos, fans, seguidores:
Queremos informarles que a partir del próximo show del 14 de mayo de 2009 en el Club Ciudad de Buenos Aires, la banda entrará en un parate.
Después de veinte años de carrera y constante crecimiento, algunos pesares y muchas grandes alegrías, giras mágicas y esforzados discos, un intenso desgaste nos obliga a parar nuevamente (como en 2005).
Este impasse no tiene plazos ni condiciones. Los Piojos no se separan. Tampoco sabemos cuando volverán a reunirse.
Se puede suponer, sin temor a equivocarse, que la banda se encuentra en el punto más alto a nivel artístico y de popularidad de toda su historia. Cualquiera puede decir que es una locura tomar distancia ahora. Frenar. Es un razonamiento lógico. Pero nosotros tenemos otro, quizá no tan «lógico», pero muy real. Hoy vivimos de lo que somos. Hoy somos lo que hacemos. No queremos empezar a hacer «como qué». No queremos «vivir a Los Piojos». Sería triste fingir espontaneidad donde no la hubiera. No nos gustaría llegar a una saturación definitiva.
Como hablamos en reuniones internas, quizá volvamos a tocar en seis meses, dos años, ocho. No lo sabemos. Por favor, que no se malentienda: no es en los shows, o en la relación hirviente con el público, o en el afecto en la calle con los fans en donde reside o nace el cansancio. No es en los miles de correos y cartas. Es el trajín de veinte años de convivencia lo que pide un descanso…
Queremos decirles a todos que el espíritu piojoso seguirá vivo. Eso ustedes quizá lo sepan mejor que nosotros. Cada tatuaje seguirá llevándonos adonde vaya.
Lo que no queremos es especular. Queremos hacer música y arte. Y como alguna vez dijo una canción, «si vos querés estar libre, si querés alto volar, que haya un hachazo en tu ojo, pero una flor en tu ojal».
Un abrazo de veinte años, enorme, con todo el corazón.
Gracias y hasta la próxima.
Los Piojos.»

Así, explicando en forma escueta los motivos que los llevaron a tomar la decisión, y agradeciendo tanto tiempo de apoyo, el grupo informaba a sus fans sobre este parate por tiempo indeterminado, que ya lleva nueve años. La repercusión generada por el comunicado hizo que se agotaran rápidamente las entradas y por este motivo  tuvieron que cambiar de estadio, y fue el del Club Atlético River Plate el lugar indicado para la ocasión. También debieron modificar la fecha, que finalmente fue la del sábado 30 de mayo de 2009.
El inicio del show estaba previsto para las 21, pero se retrasó una hora debido a la dificultad del público para ingresar al estadio. Fue una noche fría y lluviosa, pero llena de calor y pasión que comenzó con ‘Te diría’ y se extendió por tres horas y media. Ahí estaban, listos para dejar todo y deleitar a la gran masa piojosa: Andrés Ciro Martínez en voz, guitarra y armónica, Tavo Kupinski y Juanchi Bisio en guitarra, Micky Rodríguez en bajo, Sebastián ‘Roger’ Cardero en batería y Chucky de Ípola en teclados. No hubo un discurso de despedida, pero sí invitaron a un fan a subir al escenario para que lea una carta que escribió sobre el “parate” de la banda. Luego, Andrés dijo: “No soy dado para los discursos, entonces lo que tengo que decir se los voy a decir acompañando todo lo que se siente en este momento de la mano de la banda y mía, se los voy a decir, se los vamos a decir a través de esta canción. Muchísimas gracias a todos por todo”. Fue ‘Pacífico’, del último disco, ‘Civilización’, el tema que la banda eligió para representar ese momento tan especial de su carrera.

 

 

“¡Gracias por estos 20 años!”, así se manifestó Ciro al momento de sonar ‘Tan solo’. Se podía percibir la constante emoción arriba y abajo del escenario. En total tocaron 31 canciones, cuatro más de las previstas, una prueba de lo especial que era esa noche. Después de interpretar ‘Muévelo’, la banda finalmente abandonó el escenario para, a partir de ese momento, instalarse en el corazón de cada piojoso y cada piojosa que siempre llevará a la banda de su vida a dónde vaya, como un tatuaje azul.
Pasaron 9 años del ¿último? Ritual de Los Piojos, pero la mística de la banda oriunda de El Palomar revive a cada instante y se manifiesta en cada show de Ciro y los Persas, en Micky y su banda La que Faltaba y en La Franela, la banda del Piti Fernández, guitarrista original del grupo que abandonó la formación en 2008. Ya no está Tavo entre nosotros desde el accidente fatal que le costó la vida a él y a su familia, el 4 de enero de 2011. Todavía están abiertas las puertas al regreso. Todo pasa, será cuestión de esperar que la ruleta del tiempo los vuelva a depositar en un mismo camino.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: